Un Campeón de Marruecos entra en la Escuela

La semana pasada tuve un alumno nuevo en la Escuela, un caso especial que quiero comentar aquí. Recibí un e-mail de un chico de Ceuta llamado Himad Yassini que quería recibir clases para mejorar su juego. Aunque pensaba que se echaría atrás por el coste del viaje, las clases y las horas de mesa, se plantó en Barcelona para hacer un intensiv de 16 horas en dos días.

Acompañado por su amigo Farid, dueño del Space Pool donde juega en Tánger, me encontré un chaval con ganas de aprender y mejorar su técnica. La verdad es que había unos cuantos aspectos que corregir. Lo que más me preocupaba era el movimiento en el codo y hombro derechos, así como la cabeza. Cuando vemos a los profesionales por la tele, aparecen completamente quietos a excepción del brazo con el que tiran. Además, Himad no entraba en el tiro dando dos pasos, por lo que carecía de consistencia y corregía su posición abajo, por lo que cada tiro era diferente al anterior.

Por suerte, desde el primer momento se esforzó en corregir esos defectos técnicos y con el paso de las horas se le veía más concentrado y seguro. Aprovechamos la tarde del primer día para disputar unos frames con Alonso Villalaz, reciente subcampeón de Catalunya. Himad ganó por un contundente 5-0 y acabó el día cansado, pero contento. Tras casi 8 horas de trabajo, firmó este break de 77 en una disposición que requiere buen control de blanca.

Comenzamos el segundo día hablando de las competiciones en las que ha participado para adentrarnos en la psicología y cómo encarar tanto torneos como entrenamiento. Campeón de Marruecos en 2012, Himad tiene claro que participar en todas las competiciones posibles le ayudarán a mejorar. Su gran objetivo es el Campeonato de África, donde ya ha quedado octavo, y cuyo ganador recibe un billete para el Circuito Profesional de World Snooker.

Por la tarde tuvo la oportunidad de jugar con Aleix Melià, uno de los jugadores con más proyección y también alumno de la Escuela. En la mesa 3 del CB Monforte, más exigente que en la que estuvimos practicando, firmó breaks de 40 y 32 en el decider:

A pesar de que su técnica aún no estaba pulida al 100%, Himad demostró que tiene puntería y todos sus golpes llevan mucha intención. Además, esa experiencia en torneos le da un plus competitivo respecto a los jugadores de aquí, acostumbrado a un calendario mucho más vacío.

De nuevo, para refrendar su mejora, logró otro gran break en una T formada por 7 rojas y los colores:

En definitiva, fueron dos días muy intensos, en los que si yo acabé cansado (y eso que iba dopado contra la gripe) no quiero ni imaginar cómo estarían sus piernas. Hemos cumplido su objetivo de adquirir una base sólida en cuanto a técnica y recibirá una planificación personalizada para trabajar en solitario. Aunque durante los primeros días pueda sentirse algo incómodo, es dar un paso atrás para luego dar dos hacia delante, pero estoy convencido de que meterá las horas necesarias para adaptarse y seguir mejorando.

Espero poder volver a entrenarlo pronto y seguir de cerca su progresión, así como al resto de jugadores del norte de África, de los que tenemos mucho que aprender.

Si estás interesado en mejorar tu juego, no dudes en escribirme a ander@escueladesnooker.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here