Top-8 histórico del Circuit Català (2013-16)

Hace poco explicaba en profundidad el Circuito Catalán de Snooker, organizado dentro del marco de la Federación Catalana de Billar. Comenté que uno de los grandes objetivos era ofrecer oportunidades de competición para aumentar el rendimiento de los jugadores y su motivación para entrenar. También permite analizar la evolución y desarrollo de una manera más objetiva al tener más datos. Lo ideal sería poder extrapolarlos a otras provincias, pero el sistema de LASE actual crea unas diferencias entre clubes difíciles de ajustar ya que los jugadores de toda la competición solo se ven las caras en mayo y junio.

Dicho esto, el establecimiento de un ranking era otro de los fines claros del Circuit. Más o menos, todos sabemos quiénes son los mejores jugadores, pero no existía un baremo objetivo para calibrarlo. Obviamente, un ranking no sirve para hacer un afirmación absoluta sobre el nivel de los jugadores, ya que depende no solo del talento sino también de la regularidad y de la disponibilidad según las circunstancias personales, puesto que no se trata de un circuito profesional. En esos términos, el más claro ejemplo puede ser Alex Higgins, que durante las 11 temporadas que estuvo en el top-16, nunca llegó a ser número 1 y solo en cinco acabó entre los 8 mejores; o más recientemente, Ronnie O’Sullivan bajó mucho en las temporadas 2012/13 y 2013/14 (19º y 39º) y fue entonces cuando lo vimos ganar el Campeonato del Mundo o el Masters, así que no había tantos jugadores mejor que él.

Pero volviendo a los fríos datos que nos ayudarán a tener una perspectiva más amplia del snooker en Catalunya, para este análisis tomo los rankings de las tres primeras temporadas del Circuit Català: 2013/14, 2014/15 y 2015/16.

El sistema es similar al del circuito profesional, puesto que se toman los resultados de dos años, de manera que según avanza la temporada, se van disminuyendo de manera progresiva los puntos de la temporada anterior. Es decir, había puntos de corte.

Al principio de la temporada 2015/16, se tomaba el 100 % de los puntos de la 2014/15.

Después de la primera prueba de ranking, se tomaba el 75 % de los puntos de la 2014/15 más el 100 % de los puntos conseguidos en la temporada en curso.

Después de la segunda prueba, se tomaba el 50 % de los puntos de la 2014/15 más el 100 % de los puntos conseguidos en la temporada en curso.

Y así progresivamente. De esta manera, los emparejamientos se veían supeditados a un ranking que no solo premia los resultados más recientes sino una trayectoria de dos temporadas.

Puestos en antecedentes, para este análisis he decidido comparar datos de lo que se podría considerar la élite de este ranking. Para ello, el corte se hace con los 8 mejores, que son los que participan a mitad de temporada en la Liga Oro, una especie de Premier League que evoca aquel mítico torneo de todos contra todos contra todos y fase final, y que nos ha dejado grandes partidos a lo largo de los años y ha contribuido a subir el nivel y dar motivación a los jugadores situados más abajo en el ranking (que jugaban la Liga Plata).

 

Liga Oro 2014Liga Oro 2015Liga Oro 2016

 

Para dar más relevancia a los datos, he seleccionado a aquellos jugadores que han acabado en el top-8 al menos en dos temporadas, de manera que nos quedan los siguientes nombres:

 

Jorge Martín

Alonso Villalaz

Aleix Melià

Stoycho Ivanov

Paco Rodríguez

Francisco Domingues

Marc Codina

 

Este orden no es aleatorio y ahora veremos por qué. Incluso para la gente de fuera de Catalunya, la mayoría de estos nombres serán reconocibles puesto que tienen una buena trayectoria en LASE y acostumbran a clasificarse para las fases finales.

Con la ayuda del documentalista Alberto Ramos, he establecido un baremo que asigna una puntuación a cada posición en el ranking:

1º: 30 puntos
2º: 25 puntos
3º: 23 puntos
4º: 21 puntos
5º: 19 puntos
6º: 17 puntos
7º: 15 puntos
8º: 13 puntos
9º: 11 puntos
10º: 10 puntos
11º: 9 puntos
12º: 8 puntos
13º: 7 puntos
14º: 6 puntos
15º: 5 puntos
16º: 4 puntos
17º: 2 puntos
18º: 1 punto

De esta manera, establecemos un ranking a partir de esos tres rankings. Tiene sentido, ¿no? Esto nos da resultados interesantes. Por ejemplo, parecía obvio que Jorge Martín fuera el jugador más puntuado, con dos primeros puestos y un cuarto. Aleix Melià, a pesar de dos segundos puestos, cae hasta el tercero al tener una “mala” temporada y acabar en el número 7 en la 2014/15, mientras que Alonso Villalaz ha sido más regular (1º, 4º y 3º). Y también podemos ver la penalización de campañas no tan buenas en Rodríguez, Domingues y Codina, que se descuelgan al haber sido 13º, 18º y sin ranking, respectivamente.

Esto es solo una pequeña muestra de los análisis que se pueden hacer de los datos recogidos. Gracias a MySnookerStats y los excels de Jorge Romero tenemos muchísima información digitalizada sobre victorias, frames, breaks, etc. que podrían utilizarse con objetivos de mejora de rendimiento, que combinados con el análisis de la colección de vídeos del Circuit Català permiten aclarar cuáles son los defectos y virtudes que afectan a la evolución de los resultados y qué correcciones se pueden hacer sobre la planificación de los entrenamientos.

En ese sentido, estoy trabajando en un plan de desarrollo del jugador de snooker para conseguir un crecimiento progresivo en las exigencias de entrenamiento y competición de manera similar a la que se trabaja en países con buen trabajo de base, tomando el modelo de China, Hong Kong e Irlanda como principales ejemplos, así como métodos de otras deportes en la misma línea, como puede ser el golf, que tiene unos requerimientos físico y mentales parecidos a los del billar.

1 Comentario

  1. Personalmente no le veo mucho sentido comparar resultados de temporadas dónde los intervinientes no han jugado el mismo numero de pruebas… si el sistema de ranking siguiera el sistema ABACAT o MASTERS BARCELONA, dónde al final de temporada se retiran los puntos más bajos obtenidos en un porcentaje de pruebas, ejemplo 10-20%, se podría comparar un poco mejor el nivel y desempeño de cada jugador. Obviamente lo ideal es que todos jueguen todo, pero todos tenemos algún que otro compromiso y eso no debería estar penalizado en el ranking. Retirar un porcentaje en las pruebas con menor puntuación o N/P tiene sentido cuando se tiene bastantes pruebas, lo que no pasó en el circuit de los últimos años por eso se entiendo también la no aplicación de esa regla. De todas formas hay que tenerlo en cuenta, en algún que otro caso puede que el análisis no sea tan preciso.
    Curioso que para LASE se hizo durante el 2014 una pagina de estadísticas de prueba desde el 2007 hasta el 2014-15 dónde cada jugador tenía su página y todos sus datos asociados. Por desgracia todo ese trabajo fue eliminado el ultimo año. Quizás en un futuro lo volvamos a hacer pues los datos están todos disponibles, entre pdfs y excels, pero el trabajo es bastante laborioso.
    Ese es el futuro una página de estadísticas individuales por jugador, herramienta que aplicaremos este año en LASE.
    Quizás con la integración de datos entre competiciones nacionales y regionales se podrá obtener resultados más apurados.
    Saludos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here