El primer gran profesional del snooker


El gran dominador del snooker en su época dorada, los 80, es un jugador carismático tanto en la mesa como lejos de ella. Hasta la aparición de Stephen Hendry, todos lo consideraban el mejor jugador de la historia. A Davis siempre se le recordará por su excelso manejo del aspecto defensivo, aunque también era capaz de conseguir grandes breaks y embocar bolas largas a mansalva. A sus 51 años de edad y tras 21 como profesional, sigue dando guerra en el circuito a pesar de haber caído del top-16 (#23 del ranking) y no ganar un torneo desde 1997.

Con el paso del tiempo, Steve Davis ha encontrado nuevas vías de entretenimiento y es comentarista habitual de la BBC, así como jugador de póker profesional, afición que comparte con Jimmy White.

Desde joven ya demostró no sólo su talento, sino su gusto y dedicación por la técnica. Su padre fue un buen jugador amateur, de él y del libro How I Play Snooker de Joe Davis aprendió gran parte de lo que ahora sabe. A los 17 años consiguió su primera centena. Aunque su carrera como amateur fue buena pero no brillante, Barry Hearn se dio cuenta de todo su potencial y le firmó un contrato por cinco años. En su primera temporada como profesional, allá por el 79, se clasificó para el Campeonato del Mundo, aunque cayó a manos de Dennis Taylor a las primeras de cambio. El año siguiente se descubrió ante el gran público tras derrotar al vigente campeón, Terry Griffiths. Davis siempre ha señalado que esta victoria fue clave para empezar a ganar títulos, pues le concedió la confianza necesaria para poder medirse a los grandes jugadores de la época.

Amo y señor de los 80


En la 1980/81 consiguió el UK Championship, tras vencer a Terry Griffiths en semifinales (9-0) y a Alex Higgins en la final (16-6). Todo parecía indicar que estábamos ante el inicio de una nueva estrella. Ganó su primer Campeonato del Mundo venciendo, nada más y nada menos, a Jimmy White, Alex Higgins, Terry Griffiths, Cliff Thorburn y Doug Mountjoy. A este último lo derrotó en la final por un 18-12 cimentado en el 6-0 inicial. Steve Davis era considerado entonces el mejor jugador del mundo.

Después de esta gran victoria, llegaron otras: defendió el UK Championship y ganó el primero de sus tres Masters. Además, consiguió el primer 147 televisado. Poco a poco se fue convirtiendo en el gran dominador de la década de los 80, una época en la que el snooker gozaba de unas audiencias televisivas brutales y había un montón de personajes, como Alex Higgins, Dennis Taylor, Kirk Stevens, Ray Reardon, Willie Thorne y un largo etcétera.

Sin embargo, uno de los momentos más recordados de la carrera de Steve Davis es, curiosamente, una derrota. La famosa final en el Crucible que le enfrentó a Dennis Taylor (1985) pasó inmediatamente a los anales de la historia snookera. Davis era el favorito para conseguir su cuarta corona mundial; había vencido a Taylor en ocho de sus nueve enfrenatmientos previos, dio una exhibición en la primera sesión acabando con un contundente 8-0 en el marcador. Sin embargo, su rival vio que no tenía nada que perder y se soltó, desplegando un gran juego que le llevó a ponerse 9-7 antes de marcharse a la cama.

Al día siguiente, Taylor no consiguió ponerse por delante, pero con el 17-17 se llegó al frame definitivo, que tras momentos de mucha tensión cayó del lado del hombre con gafas gigantes pasada la medianoche. Esto no pareció afectar en exceso a Davis, que en la temporada siguiente volvió a ganar el UK y el Grand Prix. Sin embargo, volvió a caer en la final del Crucible frente a un tapado: Joe Johnson. De todos modos, era cuestión de tiempo y en 1987 se tomó la revancha, venciendo por 18-14 a Johnson. Seguía siendo el claro dominador del snooker y consiguió su sexto Campeonato del Mundo frente a John Parrott por un contundente 18-3, igualando así a Ray Reardon en número de títulos.

El cambio de década trajo consigo un cambio en el dominio del deporte. Stephen Hendry fue el principal culpable de que no consiguiera un séptimo entorchado mundial, y junto con él llegaron otros buenos jugadores como Ronnie O’Sullivan o John Higgins. Empezó a perder ese aura de invencibilidad justo cuando Hendry empezaba a ser el amo y señor del snooker.

Últimos coletazos y retirada


Su última victoria en un torneo de ránking fue en la Malta Cup de 1995, y en 1997 ganó su último gran torneo frente a O’Sullivan, en una de las mejores finales del Masters que se recuerdan. Actualmente se encuentra en el nº23 del ránking, con posibilidades de volver al top-16 tras finalizar 13º en la lista de la 2008/09.

En 2016 anunció su retirada formal del circuito profesional, donde ha continuado como comentarista para la BBC.

Ataque - 80%
Break building - 80%
Selección de tiro - 90%
Defensa - 95%
Psicología - 95%
  • Ganancias (libras)
  • Centenas

6 Campeonatos del Mundo (1981, 1983, 1984, 1987, 1988, 1989)

6 UK Championships (1980, 1981, 1984, 1985, 1986, 1987)

3 Masters (1982, 1988, 1997)

>>> Palmarés completo <<<

Artículos relacionados

Los materiales de los años 80

Análisis de las características de los tacos de los cracks de Matchroom en la década de los ochenta: Steve Davis, Dennis Taylor, Jimmy White, etc.

Finales del Campeonato del Mundo (1980-1989)

En la década de los 80, Steve Davis fue el gran dominador con 6 títulos. También destacaron otros campeones como Cliff Thorburn (1980), Alex Higgins (1982), Dennis Taylor (1985) o Joe Johnson (1986).

Los números 1 del ranking (1977-2017)

Repaso histórico a los jugadores que han llegado al número 1 del ranking desde 1977 hasta 2017.

¿Quieres ayudar a corregir o mejorar está página? Envía un mensaje a ander@escueladesnooker.com. ¡Gracias!