Pot Black, el torneo que cambió el snooker

Nos encontramos en la era de la globalización, donde cualquiera puede seguir el snooker con tal de tener una conexión a Internet. Existen numerosas páginas que ofrecen streaming (gratis o de pago) y se cuelgan los partidos en diferido apenas han acabado. Podemos seguir a los jugadores en Twitter y conversar con ellos. Tenemos un montón de mesas de snooker repartidas por España para practicar y entrenar como los más grandes.

Sin embargo, hubo un tiempo que eso no era así. Y entonces apareció la Pot Black, el torneo que cambió el snooker para siempre.

ORIGEN

Nuestro querido deporte ganó en importancia con la creación del Campeonato del Mundo, allá por 1927, cuando la leyenda Joe Davis se empeñó en dar relevancia al snooker en detrimento del billiards. Así, en los años 30, se fue consolidando en el Reino Unido como la modalidad billarística más popular. Con el paso del tiempo, y tras varios problemas en cuanto a la organización y las instituciones, volvió a decaer a principios de los 60.

Por eso la Pot Black llegó como un soplo de aire fresco en un año tan mítico como 1969. La BBC llevaba dos años probando con la televisión en color y el snooker les brindaba una oportunidad de oro para explotar este avance técnico. Pero hay que tener en cuenta que muchos hogares británicos aún tenían televisores en blanco y negro, hecho que nos dejó una de las frases más famosas de la historia del snooker, a cargo del comentarista Ted Lowe:

“Para quienes estén viendo en blanco y negro, la rosa está al lado de la verde.”

ted lowe pot black

FORMATO

Este torneo fue cambiando con los años. Comenzó con 8 jugadores, aunque en las siguientes ediciones hubo desde 6 hasta 16. Eso sí, siempre eran los top, de manera que atraían buenas audiencias y el nivel era bastante alto. El sistema de juego también varió: se comenzó como K.O. directo, pero evolucionó a un round-robin que ofrecía más enfrentamientos interesantes.

Se grababa en los estudios de la BBC de Birmingham en uno o dos días, pero se ofrecía en programas de media hora, una vez a la semana, algo a lo que no estamos acostumbrados en nuestros tiempos. A excepción de alguna edición, otra de las características más reseñables de este torneo era que se jugaba a un solo frame, de manera que había mucha presión para los jugadores y se veían partidas dramáticas; prueba de ello es que solo se registraron 6 centenas en toda la historia.

 

Graham Miles Pot Black 1975
Graham Miles recibe el trofeo en 1975 de manos de Joe Davis (derecha) y Alan Weekes

En ocasiones, el número de puntos acumulados por un jugador era importante para clasificarse, por lo que debían jugar hasta la última bola, de ahí el nombre Pot Black (“emboca la negra”).

Esta competición también servía para introducir innovaciones como el reloj de tiro, utilizado en la edición de 1991, que más tarde se aplicaría en torneos posteriores como la Premier League, Power Snooker o Shoot-Out.

TRES ÉPOCAS (1969-86, 1991-93, 2005-07)

Los 8 jugadores que pasaron a la historia como participantes de la primera edición: Fred Davis, Ray Reardon, John Spencer, Rex Williams, Jackie Rea, Gary Owen y Kingsley Kennerley. Seguro que algunos de estos nombres te suenan. Los 70 fueron la época en que se comenzó a cimentar la base del boom de los 80, con grandes campeones como Eddie Charlton, Doug Mountjoy o el mencionado John Spencer. Más tarde, leyendas como Cliff Thorburn, Steve Davis o Jimmy White también se alzarían con el título.

Poco a poco, el circuito profesional iba contando con más torneos, y el formato de la Pot Black se fue quedando obsoleto, para desaparecer en 1986.

El torneo volvió durante tres temporadas en el año 1991. El último intento por “resucitar” el evento llegó en 2005 con la crème de la crème, los 8 mejores del ranking de entonces: Stephen Hendry, Ronnie O’Sullivan, John Higgins, Paul Hunter, Jimmy White, Matthew Stevens, Shaun Murphy y Stephen Maguire. Casi nada al aparato.

Su versión junior también nos dejó momentos históricos, como la del primer partido ante el gran público de Stephen Hendry, que con 14 años ya derrochaba talento. Se disputaba como un torneo paralelo al Campeonato del Mundo, y su final tenía lugar en la mesa central del Crucible. Allí triunfaron ganadores que luego serían auténticas estrellas, como John Parrott (1982 y 1983) o Ronnie O’Sullivan (1991).

Ahora que estamos a escasos días de que comience un torneo de la Triple Corona como el Masters, no está de más recordar los orígenes del snooker moderno, ya que torneos tan especiales como la Pot Black son los que ayudaron a que se convirtiera en un deporte de masas como es ahora.

PALMARÉS

  • 1969: Ray Reardon

  • 1970: John Spencer

  • 1971: John Spencer

  • 1972: Eddie Charlton

  • 1973: Eddie Charlton

  • 1974: Graham Miles

  • 1975: Graham Miles

  • 1976: John Spencer

  • 1977: Perrie Mans

  • 1978: Doug Mountjoy

  • 1979: Ray Reardon

  • 1980: Eddie Charlton

  • 1981: Cliff Thorburn

  • 1982: Steve Davis

  • 1983: Steve Davis

  • 1984: Terry Griffiths

  • 1985: Doug Mountjoy

  • 1986: Jimmy White

  • 1991: Steve Davis

  • 1992: Neal Foulds

  • 1993: Steve Davis

  • 2005: Matthew Stevens

  • 2006: Mark Williams

  • 2007: Ken Doherty

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here