Los números 1 del ranking (1977-2017)

El ranking es el sistema que permite establecer el criterio para los emparejamientos en los torneos de snooker. Sin embargo, su funcionamiento ha ido variando desde su implantación (1977) hasta la actualidad (2017). Por eso, creo que es importante hacer un repaso a la historia de este deporte a través de los jugadores que han estado en lo más alto del criterio más objetivo de algo tan subjetivo como decir quién es “mejor” o “peor”.

Cuando se creó el ranking en el snooker, la temporada 1976-77, se tomó como referencia el Campeonato del Mundo, y las actuaciones en las tres ediciones anteriores. De esta manera, con su carácter retroactivo, en la práctica el primer torneo de ranking fue el Mundial de 1974. El estatus de top-16 se convirtió en un lugar de privilegio ya que aseguraba la presencia en el Masters y el Campeonato del Mundo. Hasta entonces, tan solo el campeón y el subcampeón de la edición anterior eran cabezas de serie en el Campeonato del Mundo.

El sistema de puntos de ranking repartía cantidades que se determinaban según la ronda y el torneo, otorgando más importancia a ciertos eventos como el Mundial o el UK Championship. Ese sistema ha ido cambiando y en la actualidad el ranking se rige por las ganancias económicas.

Más torneos de ranking

A partir de 1982, el Campeonato del Mundo dejó de ser el único torneo que contaba para el ranking y se daban 6 puntos al ganador, 5 al subcampeón, 4 a los semifinalistas, etc. La gran cita del año, ya establecida en el Crucible de Sheffield, otorgaba casi el doble de puntos. Con el aumento de jugadores en el circuito, este sistema permitía diferenciar niveles y favorecía a los top, ya que antes no todos los jugadores comenzaban en 1ª ronda.

Otro cambio considerable se vivió en la temporada 1991/92, cuando se aumentaron las cantidades y el Campeonato del Mundo daba 600 puntos por ronda y 6000 al ganador; el UK 500 y 4500; y el resto 400 y 3600. También había torneo de “ranking menor” con 330 puntos para el campeón.

El ranking, como hoy en día, se convirtió en el termómetro para medir el estado de forma de los jugadores, pero también para decidir quién permanecía en el circuito y quién no. Por ejemplo, ahora mismo los 64 mejores se aseguran automáticamente su tarjeta para el año siguiente. Con el actual sistema, regido por las ganancias, cualquier torneo puede aumentar en importancia y prestigio si aporta una cantidad desorbitada, lo que podría producir la paradoja de que un torneo (en China, posiblemente) otorgara premios mayores que el Campeonato del Mundo. Técnicamente, sería más relevante, aunque el prestigio no se compra con dinero.

Y hablando de historia del snooker, ahí van todos los números 1 del ranking hasta el momento:

  • Ray Reardon – 1977, 78, 79, 80, 81, 83

A pesar de que cayó en cuartos de final del Campeonato del Mundo, el carácter retroactivo ya comentado hacía valer también las tres ediciones anteriores, en las que se había alzado con el título. El galés llegó a estar en lo más alto del ranking durante 6 temporadas.

  • Cliff Thorburn – 1982

El canadiense fue todo un personaje en el snooker de los 80, y comandó una lista en donde destacaban jugadores ilustres como Steve Davis (2º), Terry Griffiths (3º), Dennis Taylor (5º) o Alex Higgins (11º).

  • Steve Davis – 1984, 85, 86, 87, 88, 89, 90

7 temporaas consecutivas en lo más alto del ranking para el claro dominador de los 80. Steve Davis amasó títulos durante el mejor periodo de su carrera y eso le permitió establecerse como nº1 indiscutible.

  • Stephen Hendry – 1991, 92, 93, 94, 95, 96, 97, 98

El relevo generacional llegó desde Escocia, con un joven que arrasaba por donde pasaba. Ganaba frames y partidos con una facilidad pasmos y eso lo permitió ser amo y señor del ranking.

  • John Higgins – 1999, 2000, 08, 11

Otro escocés fue quien derrocó a The Golden Boy. La victoria en el UK y las semifinales en Sheffield dieron un empujoncito considerable al de Wishaw, que se convertía en el primero de la generación del 92 en auparse al número 1.

  • Mark Williams – 2001, 02, 04, 12

Este zurdo jugón era una auténtica máquina a principios de siglo y no hay mucha gente que gane la Triple Corona en una misma temporada. Más tarde, sería el típico jugador que, por falta de consistencia, bajaba posiciones en el ranking, pero manteniendo parte de su pólvora intacta, que se ha traducido en un resurgir relativo en esta década.

  • Ronnie O’Sullivan – 2005, 06, 09, 10

4 temporadas en lo más alto para uno de los jugadores con más talento de la historia. Sin embargo, la consistencia y regularidad nunca fueron características típicas de Ronnie O’Sullivan, de manera que lo que ganaba por un sitio lo perdía por otro, especialmente por incomparecencias, que perjudican sobre todo a medio-largo plazo.

  • Mark Selby – 2013, 14, 15, 16, 17

A pesar de que al haber tantos torneos no lo parezca, Selby ha sido el gran dominador, o al menos eso refleja el ranking, donde ha mantenido el número 1 durante cinco temporadas consecutivo, hito que solo han logrado Steve Davis y Stephen Hendry. Viendo la ventaja que tiene respecto al segundo, muy mal lo tiene que hacer para no permanecer ahí arriba al final de la 2017/18.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here