Finales del Campeonato del Mundo (1927-1979)

Siempre que se acerca el Campeonato del Mundo está bien ir calentando para el evento más importante de la temporada.

No cabe duda de que el Campeonato del Mundo es y ha sido siempre el torneo con más prestigio y premios en metálico. Eso sí, en 1927 el ganador solo se llevó 6 libras y 10 céntimos. Eran otros tiempos. El gran impulsor de este torneo fue la leyenda Joe Davis, que a su vez se proclamó campeón de las 15 primeras ediciones.

Vamos a escribir una serie de artículos recordando algunas de las finales más importantes a lo largo del tiempo. Para que no nos quede algo demasiado largo y pesado, los dividiremos temporalmente, de manera que nos quedarán cinco periodos:

* 1927 *
Joe Davis 20-11 Tom Dennis
Camkin’s Hall, Birmingham (Inglaterra)

La final del primer Campeonato del Mundo tuvo lugar en Birmingham, pero las rondas anteriores se disputaron en distintas sedes. Es decir, no era un evento “único” como el que tenemos ahora en Sheffield. Como no podía ser de otra manera, Joe Davis se llevó el título. Davis era un gran jugador de billiards, una modalidad mucho más popular en aquella época, cuando el snooker se jugaba como entretenimiento entre partidos de billiards.

Durante varias décadas, Joe se convirtió en el referente del snooker, dejándonos un clásico de la didáctica como el How I Play Snooker, el libro que se consideró “la biblia” antes de que llegara el Successful Snooker de Steve Davis. Curiosamente, Joe tenía claramente dominante el ojo derecho, de manera que su técnica se veía muy condicionada a este aspecto, por lo que los jugadores que seguían sus instrucciones no siempre obtenían los mejores resultados.

* 1940 *
Joe Davis 37-36 Fred Davis
Thurston Hall, Londres (Inglaterra)

La década de los 40 comenzó con el primer decider en una final del Campeonato del Mundo, entre el ya mencionado Joe y su hermano Fred Davis. Tan solo otros cinco títulos se fueron al último y decisivo frame:

1965: John Pulman 37-36 Fred Davis
1975: Ray Reardon 31-30 Eddie Charlton
1985: Dennis Taylor 18-17 Steve Davis
1994: Stephen Hendry 18-17 Jimmy White
2002: Peter Ebdon 18-17 Stephen Hendry

El pequeño Fred, también Campeón del Mundo de billiards, haría historia casi 40 años después (1979) llegando a cuartos de final y sumando un mítico 109 que fue aplaudido incluso por el árbitro. Tenía 65 años. A pesar de perder esta final, Fred Davis pasaría a la historia al ganar 8 Campeonatos del Mundo.

* 1946 *
Joe Davis 78-67 Horace Lindrum
Horticultural Hall, Londres (Inglaterra)

Después de un parón por la Segunda Guerra Mundial entre 1941 y 1945, este fue el último título, el decimoquinto, de Joe Davis. Fueron muchos frames, pero cabe destacar que Davis consiguió 6 centenas y 30 medias centenas. ¡Nada mal! Cuando Joe vio que su hegemonía peligraba, se retiró del torneo invicto, aunque siguió jugando como profesional. El rival era Horace Lindrum, que disputaba por entonces su tercera final, y del que hablamos más en la siguiente final.

* 1952 *
Horace Lindrum 94-49 Clark McConachy
Houldsworth Hall, Manchester (Inglaterra)

Primer título de Horace Lindrum, una de las grandes estrellas que no todo el mundo conoce. Es la edición que se jugó a mayor distancia (al mejor de 187 frames) y la primera sin un inglés en la final. Pero es que estos dos fueron los únicos participantes. El resto, enfadados con la organización de la BACC (Billiards Association and Control Council), lo que podría ser hoy World Snooker, decidieron crear el Professional Matchplay Championship con los mejores jugadores de la época: Fred Davis, Walter Donaldson, Jackie Rea o John Pulman. Este torneo se convirtió en el Campeonato del Mundo oficioso, y por eso se suele obviar la victoria de Lindrum cuando se habla de Cliff Thorburn y Neil Robertson como los únicos jugadores de fuera de las islas británicas en levantar el trofeo más preciado.

* 1965 *
John Pulman 39-12 Fred Van Rensburg
Sudáfrica

A pesar de lo abultado del resultado en favor de John Pulman, pasará a la historia por ser la primera edición disputada fuera de Inglaterra. Más tarde en Australia (Sydney 1971 y Melbourne 1975), pero esta tuvo lugar en Sudáfrica. Es un buen recuerdo para el gran dominador de los 60, y consiguió 8 títulos en total. Y me encanta este vídeo que nos recuerda lo que era el snooker hace muchos años:

* 1977 *
John Spencer 25-21 Cliff Thorburn
The Crucible, Sheffield (Inglaterra)

Este año está marcado en nuestras neuronas como la primera edición celebrada en el Teatro Crucible de Sheffield, donde ha permanecido hasta nuestros días. Eso sí, en los 70 tenían un extraño gusto por las flores, y ahí se ven presidiendo la mesa. John Spencer ya se había alzado con el título en 1969 y 1971. Sobre Cliff Thorburn escribiremos más adelante, pero mola cómo se quedan charlando al acabar el partido.

* 1978 *
Ray Reardon 25-18 Perrie Mans

Último título del maestro Ray Reardon. El galés sumó 6 títulos en la década de los 70, cuatro de ellos consecutivos entre 1973 y 1976. Un jugador que hacía las delicias del respetable con un juego muy completo que combinaba ataque y defensa a la perfección, además de una personalidad de las que encandila. La víctima de su último título fue el sudafricano Perrie Mans, un zurdo que puso a “Drácula” contra las cuerdas (18-17). Este subcampeonato le aupó al segundo puesto en el ranking. Esto le llenó de confianza y se llevó el Masters del año siguiente tras derrotar en la final a todo un Alex Higgins.

* 1979 *
Terry Griffiths 24-16 Dennis Taylor

La antesala del boom de los 80, pero de la época dorada del snooker hablaremos en el próximo episodio. Aquí se pudo ver a un galés llevarse el título en su primer intento. Terry Griffiths vio como su carrera cambiaba por completo tras imponerse a jugadores de la talla de Alex Higgins, Eddie Charlton o Dennis Taylor. A partir de entonces, se lo rifaban para exhibiciones, la verdadera manera de ganar dinero por aquello época (recibió un cheque de 10 mil libras por ganar en el Crucible).

Obviamente, fue a partir de entonces cuando se convirtió en un referente del snooker, a pesar de que su estilo de juego no fuera el más espectacular. Una vez retirado, se ha dedicado a entrenar a jugadores y comentar partidos en la BBC. Un aviso: si no lo sabes ya, no tiene nada que ver el Mundial por Eurosport con vivirlo a través del canal inglés. Llámame purista (“¡PURISTA!”), pero existen tradiciones que hay que mantener, y la verdadera esencia del Campeonato del Mundo solo se capta viéndolo en BBC.

(Continuará…)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here