El experimento del Circuito Catalán de Snooker

En 2013 surgió el Circuito Catalán de Snooker (o Circuit Català). Se trataba de una iniciativa propia de aumentar las posibilidades de competición para los jugadores, dentro de un marco regulado como es el de la Federación Catalana de Billar. Tradicionalmente, el billar federativo no ha tenido la mejor aceptación posible, sobre todo el de troneras, y es que los últimos proyectos no han tenido mucho éxito; de manera que la opinión pública ha ido empeorando hasta el punto de considerar el deporte federado como algo negativo per se. Para mí, estar dentro del marco federativo proporciona más beneficios que perjuicios y traté de crear un modelo autonómico que pudiera ser exportable a otras comunidades autónomas y, por qué no, al ámbito estatal.

Después de unos años colaborando con LASE en cuanto a promoción y captación de clubes y jugadores, la idea surgió del Análisis del estado del snooker en Europa, en el que recopilé información sobre países europeos fuera del Reino Unido en los que se estaba trabajando por mejorar las condiciones de formación, competición y participación en competiciones internacionales. Algunos de esos países tienen menor tradición billarística y cuentan con menos mesas de snooker, y aun así han apoyado proyectos que están dando grandes resultados, como pueden ser Polonia, Alemania, Bélgica, Estonia, Noruega, etc.

Tendemos a pensar que las condiciones para practicar snooker en España no son perfectas, y es verdad, pero las quejas arreglan mucho menos que ponerse a trabajar para mejorar. En ese sentido, mi filosofía desde un principio fue “peor no lo vamos a hacer, porque no hay nada”. Es cierto que LASE continuaba con 150-200 jugadores, pero su formato reduce en buena parte esa sensación de competición a las fases finales de mayo y junio.

 

El ecosistema particular de Catalunya

 

Por varias razones, Catalunya era un lugar ideal para lanzar un prueba piloto como esta. La junta directiva de la Federación Catalana me dio casi total libertad para organizar un circuito de snooker. Se suele decir que “la Federación no hace nada por el snooker”, y eso ha sido verdad. No se puede negar la evidencia. Sin embargo, en lugar de seguir criticándolos por ello, creo que los jugadores, entrenadores y clubes debemos tomar la iniciativa para dar la vuelta a la situación. Si la Federación percibe que hay interés de competir, dará su apoyo, ya que es beneficioso para todo.

Y en ese sentido, veníamos viendo que en Catalunya solía haber unos 50 jugadores que participaban en LASE. Junto a eso, un club federado como el CB Monforte, acostumbrado a organizar y acoger grandes citas de la mano de Jorge Romero, y sus cuatro mesas de snooker eran perfectas para probar diferentes formatos. Evidentemente, ese número de 50 jugadores no iba a extrapolarse al Circuit, ya que había varias razones en contra: los prejuicios hacia la Federación, la incomodidad de tener que acudir en unas fechas concretas en lugar de quedar con el rival cuándo jugar el partido del mes (“formato LASE”) y algunas más que espero comenten los que en tres temporadas no se han animado a participar.

En cambio, el hecho de que más de la mitad de esos jugadores fueran a renunciar, no suponía que debíamos abandonar la idea. Había que trabajar por aquellos que querían jugar más, ofrecer más oportunidades de competición y “profesionalizar” de alguna manera el snooker amateur al que estábamos acostumbrados, especialmente con temas como la vestimenta, el enfoque hacia las becas deportivas, etc.

Aquí también hay una gran tradición por el Blackball, disciplina en la que Catalunya ha competido internacionalmente e incluso ganó el Mundial en 2008. Estas dos disciplinas están bastante relacionadas y hay flujos de jugadores en ambas direcciones, de modo que los jugadores “de blackball” juegan a snooker y los jugadores “de snooker” juegan a blackball. Esta proyección se ampliaba a la modalidad de carambola, donde están acostumbrados a competir federativamente y con los que conseguimos unirnos (junto al pool) para llevar a cabo iniciativas tan interesantes como seminarios de formación para mujeres y juveniles.

Históricamente, Catalunya ha contado con grandes jugadores, lo que aseguraba un nivel de competición alto. Por ejemplo, en la última edición de LASE, hubo 5 jugadores del Circuit entre los 16 mejores de España y Portugal. En teoría, jugar contra gente buena debería ser una motivación, y el formato de grupos y el ranking daba posibilidades de jugar un mismo día contra gente de nivel superior, inferior o similar, en contraposición con LASE que tiende a homogeneizar hasta separar la “clase alta” de la “clase baja”, que no es que sea algo negativo en sí mismo, pero queríamos cumplir ese vacío.

 

Más competición

 

Cuando en 2013 me hago entrenador de la EBSA junto a PJ Nolan, mi principal objetivo es dar la posibilidad a los jugadores de mejorar su juego a partir de una formación y un entrenamiento más estructurado. Por entonces, sí que algunos hacían ejercicios, pero la idea de ENTRENAR era jugar unos frames con un amigo. Y ya está.

Pero el entrenamiento tiene un objetivo: mejorar. Sí, quieres ser mejor, ¿pero para qué? Si no tienes posibilidades de ponerlo en práctica, no sirve de mucho. Y además, la propia competición te obliga a explotar tus virtudes y reducir tus defectos, así que no tenía mucho sentido realizar planes de entrenamiento si solo se competía una vez al mes.

Así, en las tres últimas temporadas, se ha jugado lo siguiente:

2013/14: 8 torneos, 172 partidos
2014/15: 8 torneos, 143 partidos
2015/16: 7 torneos, 254 partidos

Por seguir con los fríos datos, esta ha sido la evolución de los breaks:

2013/14: 0 centenas, 7 medias centenas
2014/15: 1 centena, 19 medias centenas
2015/16: 1 centena, 22 medias centenas

 

Colaboraciones

 

Todo este registro de estadísticas viene del acuerdo de colaboración con MySnookerStats, una aplicación que sirve para llevar el marcador y guardar datos muy útiles sobre los partidos y torneos. También se ha utilizado en torneos del circuito femenino de World Snooker, la Federación Inglesa o el SB Classic. Esto nos permite conocer de primera mano cómo funcionan las competiciones en otros lugares y aprender de su experiencia. Además, aunque aún no la hemos explotado al máximo, es una herramienta muy útil para que el jugador preste atención a su progreso y se anime a seguir mejorando.

Otro colaborador que nos ayudó en nuestros inicios fue Poolmania. Una web que ejerció de patrocinadora ayudando económicamente durante las dos primeras temporadas y aportando material. Nos demuestra que es posible encontrar acuerdos de patrocinio en el snooker, como solemos ver en pool o carambola, con el objetivo de aumentar el presupuesto sin necesidad de sangrar al jugador. Además, aumentó el alcance de nuestras competiciones y le dio cierto empaque.

Al estar dentro de la Federación Catalana, pudimos publicar algunos artículos en El Mundo Deportivo, con el impacto que eso supone a nivel de exposición. Detalles como este pueden parecer insignificantes, ¡pero seguro que a los jugadores les hizo ilusión!

mundo deportivo

También hay que destacar que el Comité Nacional de Árbitros incluyó una ponencia sobre reglamento de snooker en XII Congreso de 2015, demostrando que existe un interés por parte de los árbitros de otras modalidades. Del mismo modo, Maxime Cassis, Presidente de la EBSA y Vicepresidente de la IBSF, se ha ofrecido para impartir un seminario de reglamento y arbitraje en España, un ámbito en el que nos queda mucho por aprender.

 

¿Y en el resto de España?

 

Lo bueno que tiene España es que hay mesas de snooker repartidas casi por todas las autonomías (ver mapa), de manera que está implantado en muchos lugares y este modelo (u otro diferente) podría ser exportado a Madrid, Valencia, Zaragoza, Navarra, etc.; sitios que han organizado competiciones de fin de semana de manera independiente. Si se pudiera llegar a un acuerdo en el que esos cuatro torneos que hay repartidos por España formaran parte del mismo circuito, no habría mucho más trabajo que hacer para arrancar.

Otra de las propuestas que se suele hacer es que la Federación Española acoja en su seno a LASE, pero por temas de logística eso puede ser más complicado. De todos modos, parece cuestión de tiempo que haya un Campeonato de España de snooker en condiciones y que otros lugares también se pongan las pilas en cuanto a la organización de competiciones.

 

Proyección internacional

 

Y para terminar, nada de esto tendría sentido si no fuera por una vocación de salir al extranjero y competir con los mejores del mundo. A pesar de que han desaparecido los PTC, torneos del circuito profesional a los que podían acceder los amateurs, sigue habiendo un tejido lo suficientemente importante y atractivo como para fomentar la participación de los jugadores aficionados. Me refiero principalmente a los Europeos Amateur de la EBSA en sus diferentes variantes (Absoluto, Sub-21, Sub-18, Masters, Mujeres y Equipos). En ellos se basa buena parte de la planificación técnica y deportiva de otros países, puesto que una de las grandes motivaciones de los jugadores a lo largo de la temporada es ganarse una plaza en estos torneos. A su vez, algunos de ellos garantizan el pase al circuito profesional.

logo-ebsa

Además de habernos permitido presenciar los inicios de la carrera de jugadores como Luca Brecel, Kurt Maflin, Kacper Filipiak, Shane Castle, Josh Boileau, Brian Cini, Lukas Kleckers, Jamie Clarke, Andres Petrov y otros tantos que triunfaron o se estrellaron; hemos aprendido cómo se preparan para estas citas en Irlanda, Polonia, Austria o Francia, por ejemplo. Stages de concentración con ejercicios muy concretos o torneos de preparación para afinar la competitividad de sus jugadores. Todo eso que nosotros no tenemos y deberíamos para aspirar a sacar el máximo rendimiento de nuestros cracks, que los tenemos. Es cierto que ha habido jugadores que han participado y lo seguirán haciendo, pero hasta que no haya un trabajo de base y tecnificación, será difícil dar un salto cualitativo a nivel de resultados. Que eso cambie o no depende de varios factores (federaciones, clubes, jugadores…); si necesitan un entrenador, ya saben dónde encontrarme.


 

*Mis agradecimientos a la Federación Catalana de Billar, Gerard Comas, Jorge Romero, CB Monforte y todos los jugadores que han permitido que vayamos camino de la cuarta temporada de este proyecto.

3 Comentarios

  1. Buenas!
    En primero lugar creo que es siempre bueno leer algo relacionado con Snooker nacional, al menos para mí es interesante, así que enhorabuena apenas por dedicar el tiempo en hacer algo. En segundo lugar creo los prejuicios hacia la Federación no son motivo para justificar que no haya más jugadores a participar en una competición, antes si las condiciones en que se encuentra el deporte en este momento. En este punto creo que como deporte amador y contando con apenas un club con 4 mesas en Barcelona (y poco más), todo el trabajo que se haga en ese club es primordial, si las mesas no están en condiciones o si los precios para practicar la modalidad tampoco ayudan, la competición también sufrirá un impacto. Como se vio integrar clubs con 1 mesa en el circuit no acaba de funcionar pues el tiempo de espera es demasiado largo. A parte de esperar que los emprendedores se animen a montar más clubs de Snooker habría que trabajar más en conjunto con todos los agentes del Snooker, no solo barrer para casa como único potencial desarrollador del deporte, criticando todos los demás intervinientes. Todos podemos aportar algo…
    Pasando a otro tema no más importante, después del seminario donde participaron, y bien, algunos jóvenes, faltó quizás un seguimiento para sigan jugando y participando en competiciones! Cual fue su feedback? Porque no siguen?
    LASE por otra parte después del paso atrás que tuvo este año, con el mismísimo Jorge Romero llevando todo a sus espaldas una vez más, tiene sus días contados si este no decide a seguir con la competición. Cuándo los jugadores no aportan y no se involucran al menos quién tiene ganas de hacer algo debería intentar trabajar en conjunto para que esto llegue a buen puerto. Yo desde luego después del ejemplo de este año ya me ofrecí para volver a ayudar. Pero, conseguirá LASE seguir en este formato sin un encuadramiento legal? Sin profesionalizarse? No lo sé… lo innegable es que LASE iba en franco crecimiento y algo se estaba haciendo bien, solo habría quizás que seguir ese camino una vez más…
    Pasando ahora al circuit mi opinión es que la liga oro se debería jugar en días de semana para permitir que los jugadores no pierdan uno o dos sábados para jugar 1 o 2 partidos. Cuanto a lo demás no veo nada más que cambiar por ahora a no ser quizás más información en cuanto a premios, etc. Los números no se ven claros. Si juego un torneo nunca sé que es lo que puedo ganar, apenas me informan que hay una beca…
    Cuanto al numero de jugadores que juegan el circuit creo que hemos llegado a una pequeña estancación infelizmente, si apenas hay un sitio donde jugar, como subir el numero de participantes? Un aficionado de Badalona por mucho que le guste no se puede permitir entrenar en el Monforte y luego competir sin haber jugado. Hay aquí quizás también un problema de dimensión que nunca se podrá cambiar a no ser que habrán más locales con mesas de snooker.
    Para que un negocio pondría una mesa de snooker si una de pool le ocupa menos espacio y es igualmente rentable? Hay que venderlo no solo como una mesa de snooker pero un sitio para aprender, como una actividad extra-escolar.
    En conclusión, ideas nunca faltaron, desde el tiempo del Bowling Pedralbes donde todo empezó en Barcelona, pero falta mano de obra y trabajo!
    Mejores días vendrán…
    Un saludo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here