5 ejercicios para preparar los playoffs de LASE

entrenar para playoffs LASE

Los próximos días 20 y 21 de mayo se disputan los playoffs zonales de LASE en 4 sedes: Valencia, Madrid, Zaragoza y Barcelona. Los jugadores clasificados buscarán hacerse un hueco en la fase final de 16 jugadores que tendrá lugar en el mes de junio. LASE continúa siendo la mayor competición de snooker en España y cubre una demanda que la Federación Española no acaba de satisfacer.

La oportunidad de enfrentarse a algunos de los mejores jugadores del país (y parte del extranjero) debe servir como aliciente para invertir horas de trabajo en el entrenamiento. Como en casi todo en esta vida, más vale calidad que cantidad.

Hay jugadores que tienen más disponibilidad y pueden practicar todos los días; otros solo pueden sacar un rato el fin de semana. Optimiza el tiempo de mesa trabajando todos los aspectos del juego: técnica, táctica, psicología, ataque, defensa, etc. Lógicamente, el mejor camino hacia una buena preparación es contar con la ayuda de un entrenador para trabajar correctamente, pero si no puedes/quieres pagar por clases de snooker (una pena), aquí van 5 ejercicios perfectos para aumentar tus opciones de triunfo en los playoffs de LASE:

1. Tarragona 9 rojas

La T es un clásico entre los ejercicios de break building. Si bien se pueden utilizar las 15 rojas o incluir los colores, esta versión es una buena manera de comenzar una sesión soltando brazo. El hecho de que no haya colores reduce la presión sobre el emplazamiento, así que es ideal para centrarse en la técnica y la mecánica: tratar de hacer siempre el mismo tiro. Si limpias con facilidad, puedes probar a hacerlo dos veces consecutivas (18 rojas) o incluir condicionantes: prohibido/obligatorio tocar banda, solo se puede embocar en las troneras de la derecha, etc.

2. Rectángulo de colores

El ejercicio de limpiar la secuencia de colores en sus puntos y hacer 27, 54, 81, etc. va muy bien y se practica poco para la importancia que tiene. Una variación para darle un poco más de dificultad es este rectángulo que las mueve de su punto (en LASE es habitual que al acabarse las rojas los colores estén desperdigados por la mesa). Aquí el control de blanca es más importante, pero si ves que se te resiste, puedes sustituir los colores por 6 rojas para que el orden no venga impuesto. Busca hacer limpiezas consecutivas emplazando desde negra a la siguiente amarilla.

3. Roja larga + negra

Cuando los jugadores tienen cierto nivel, coger el control de la mesa se puede traducir en limpieza y final de frame, por eso es vital aprovechar cualquier oportunidad de sumar que se presente. Son muchos los jugadores profesionales que dependen de su juego largo coger ritmo en ataque y limpiar (Mark Williams, Shaun Murphy, Ronnie O’Sullivan, etc.). Existen un montón de ejercicios para trabajar las bolas largas, pero con este que demuestra Ken Doherty se añade el componente de control de blanca para emplazar a negra. Una roja solo suma un punto, así que aquí buscamos combinar con negra en una situación que en partido nos daría el control de la mesa y una buena oportunidad de sumar 30-50-70 puntos.

4. Defensas escalonadas

Que levante la mano el que no entrene su juego defensivo. Por desgracia, el nivel en España es el que es y no todo el mundo tiene capacidad de limpiar la mesa cada vez que se le presenta la oportunidad de hacerlo. A veces, una buena defensa es el mejor ataque y para dar dos pasos hacia delante hace falta uno hacia atrás. Si vas a meter horas de entrenamiento, lo mismo que estableces posiciones de juego para limpiar la mesa, hay que practicar golpes defensivos para ponérselo más difícil al rival, sobre todo si coincide que no tienes un día inspirado en ataque. En el vídeo puedes ver a Anthony McGill con una rutina bien sencilla que en 10 minutos te ayudará a devolver la blanca a la cabaña.

5. 5 rojas horizontales

Para terminar una sesión de entrenamiento, recomiendo optar por una rutina sencillita para acabar con mentalidad positiva. Si se trabaja bien, los ejercicios deben ser exigentes y eso significa que vas a fallar muchas bolas. Sin embargo, una manera de aplicar psicología en positivo es terminar la sesión con buenas sensaciones y con este ejercicio trabajamos en la zona más importante en construcción de breaks. Aunque pongamos solo 5 rojas sobre la mesa, el objetivo debe ser meter 10, 15, 20, 25, etc. o establecer un tiempo concreto (10-15 minutos). Es sencillo pero muy bueno para mantener la concentración y aclimatarte a la situación de un break, en la que estás un rato tú solo metiendo y emplazando. Aquí debes centrarte en el control de blanca porque son bolas fáciles y de nuevo puedes incluir condicionantes o cambiar la roja central por la negra y combinar para 32, 64, 96 puntos.


Seguro que tienes tus propios ejercicios de cabecera a los que recurres siempre que tienes una competición importante como los playoffs de LASE, pero aquí tienes cinco que cubren todo lo básico para subir un peldaño en tu juego. Así combinados dedicando entre no menos de 10 minutos y no más de 30 son perfectos para una sesión de una o dos horas.

Lógicamente, este entrenamiento de situaciones concretas debe ser combinado con partidos contra jugadores de diferentes niveles. Si tienes alguna duda al respecto o quieres que elabore una planificación personalizada para tu nivel y objetivos (ejemplo), puedes escribirme a ander@escueladesnooker.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here