3 ejercicios de entrenamiento para controlar mejor la blanca

cómo controlar bola blanca

¿Patinas con la blanca? ¿Enchufas pero emplazas mal? Si quieres mejorar tu snooker a través del entrenamiento, esto te va a interesar.

Cualquier jugador, sea del nivel que sea, conoce la importancia del control de blanca en el snooker. No solo hay que meter bola, sino emplazar para seguir con el break. Sin duda, los buenos posicionamientos son clave para dar ese salto de hacer veintes a cincuentas, o de no perder la posición cuando vas camino de la centena.

Desde aquí siempre he apostado que, como en cualquier otro deporte, los entrenamientos de snooker deben estar bien planificados y atender a las necesidades de cada jugador. Por ejemplo, si hay alguien que tiene problemas con el juego defensivo o con las bolas largas, no tiene sentido que se pase el día haciendo la línea. Si los problemas son de técnica, las horas de mesa no se pueden limitar a jugar frames. En ese sentido, es importante contar con una persona que sepa analizar y establecer unas pautas a seguir. Si juegas a snooker en Barcelona (o en cualquier sitio en realidad), puedes contactar con un entrenador titulado.

En cuanto a cómo controlar la blanca, aquí tienes tres ejercicios aptos para todos los niveles que se pueden incluir en tu rutina de entrenamiento:

1. Azul/negra con pasillos y toques

Ejercicio snooker - toques y pasillos

Para este ejercicio, hay dos maneras de ir variando los emplazamientos: una es variando el lugar de golpeo en el eje vertical de la blanca y otro es golpeando en el mismo sitio pero moviendo la posición inicial. Cualquiera es útil para una cosa, pero recomiendo optar por una opción en cada sesión para no mezclar conceptos.

En el vídeo explicativo de aquí abajo se puede ver en acción desde negra, que es otra variante, con Marc Codina en el Strike Pool (Terrassa).


2. Conga – 5 rojas pegadas o cerca de banda

Ejercicio de snooker Conga - 5 rojas cerca o pegadas a banda

Aunque puede parecer un ejercicio muy específico, la principal dificultad no reside en embocar las rojas (se pueden separar de banda al gusto), sino que te puedes quedar sin tiro en caso de emplazar mal. Son tiros cortos pero deben ser muy controlados. En el vídeo podemos ver a Aleix Melià en acción.


3. Roja y negra de Steve Davis

En el juego de hoy en día, aprovechar la primera oportunidad que se te presenta y crear un break ganador es esencial para no dar opciones a tu rival. Para ello, especialmente en los inicios de cada frame, suele existir la opción de jugar una roja larga, pero eso se queda en nada si no se emplaza a color. En este caso, lo complicamos un poco más y nos vamos a los tiros largos, saliendo por banda corta para emplazar a negra, un clásico de Steve Davis. En este tipo de tiros hay que volver a los fundamentos básicos de la técnica y tratar de que todo esté en orden (rutina de tiro, sin mover cuerpo ni cabeza, etc.). Fergal O’Brien nos demuestra cómo hacerlo bajo la atenta mirada de PJ Nolan.


¿Te atreves con ellos? ¿Tienes algún otro ejercicio para mejorar el control de blanca?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here